¿Qué puedo yo explicar?






Me tocó ver cómo un hombre afuera de mi edificio chocó sin querer con otro hombre bajito, todo fue porque venía distraído con el celular mientras caminaba. Se hizo para atrás, creo que para ver la situación de lejos, no se, no entendí... pero inmediatamente después de ver al hombre bajito comenzó a empujarlo y a insultar hasta dejarlo tirado en el piso en la entrada a mi casa. El hombre con el que se había cruzado, mismo al que tiró al piso a empujones e insultó, era una persona que vive en situación de calle muy cerquita de mi casa.

En realidad, yo no entendía por qué si había chocado, se lo había agarrado a empujones y gritos... inmediatamente, Charly (que trabaja en los taquitos de canasta del edificio, a quién alguna vez una de mis vecinas le dijo: "pinche taquero naco" ) y Lalo (que vende accesorios de celular a un par de pasos de los tacos) hicieron para atrás al hombre y le pidieron alejarse y ayudaron al otro hombre a levantase. Me siento inútil por no poder hacer más por miedo.

Otra ocasión, fui a comer con alguien con varios amigos a un restaurante muy lindo, bastante "nice", de esos donde te sientes raro si vas en tenis un domingo por la mañana. Pedimos de comer, pasaron alrededor de 40 minutos para que la comida llegara, y  algo de lo que pidió uno de nosotros no era lo que esperaba, después de la larga espera, con hambre... mi amigo comenzó a insultar al mesero (quien probablemente no era responsable de lo que sucedía). Diciendo cosas como "por eso eres mesero"... Me molesté, le ofrecí una disculpa al mesero, ahora yo fui quien le pidió a este "amigo" no faltar al respeto a nadie en mi presencia. Me siento avergonzada. 

Soy afortunada de ser amiga y familia de varias personas de la comunidad LGTBI y por apoyar su causa, por apoyar la diversidad y el respeto a Derechos Humanos hay gente que ha llegado a agredirme, no quiero imaginar lo que muchos de esos grandes amigos han tenido que vivir por expresar sus preferencias (cosa que francamente, me vale madres siempre que sigamos viviendo y acordando cosas en un marco de respeto, tal y como pasa con mis amigos hetero e incluso... con los que no considero mis amigos). Me siento encabronadaporque nadie tiene derecho a juzgar las preferencias de otros siempre y cuando no se lastimen a sí mismos o a los demás. 

Por supuesto que no he quedado exenta de comentarios como "tenías que ser vieja",   "Para ser mujer manejas y te estacionas muy bien", las mujeres deben lavar los platos, ¿qué caso tiene hablar de género?, ¿por qué es tan exagerado el grupo feminista?... aunque no pareciera... lo es, hay organizaciones donde no se puede aspirar a un mejor puesto, a un mejor salario por el hecho de ser mujer... ¡vaya! que manera tan sutil de discriminar a alguien porque debe tener un periodo de lactancia... o escuchar a alguien decir "no estás pensando cómo deberías porque estás en tus días" ... ¿really? ¿mi menstruación me hace tomar decisiones estúpidas? ¡De haber sabido pedía incapacidad! Me siento intolerante.

En algunas ocasiones, me ha tocado facilitar talleres o colaborar en algún lugar donde encuentro gente con alguna discapacidad, en un principio estaba muy nerviosa... porque pensé que no lograría cumplir con sus expectativas, porque pensé que no sabría controlar alguna situación, o que con mi lenguaje lastimaría sin querer a alguien hablando de temas muy comunes para mi. He visto amigos, compañeros o gente cercana "ignorar" la condición de otros, y estaba súper nerviosa de que sucediera algo así conmigo... "omitir" la participación de alguien por una situación de discapacidad... era como... un tema que no podía permitirme a mi misma... Fui franca con mi poco conocimiento del tema, pedí ayuda a estos chatos y salió algo padrísimo, donde tuve la oportunidad de aprender mucho más. Hoy en día soy amiga de seres humanos maravillosos que me comparten su visión maravillosa del mundo. Me siento frustrada cuando veo el poco esfuerzo que hacemos por incluir la discapacidad, veo a los increíbles seres humanos que nos perdemos. 

Alguna ocasión fui a Chiapas, yo estaba maravillada... fuimos a San Cristóbal de las Casas, a San Juan Chamula, y varios sitios mágicos. Estaba impactada con lo hermosas que eran las niñas indígenas que estaban allí... recuerdo súper bien haberme sentado en las escaleras del kiosko a platicar con una que vendía figuritas del Sub tejidas, y yo le preguntaba quién era el... ella me decía que no sabía, solo sabía que se vendía re bien. Yo tenía 18 años... y veía como cada vez que estas niñas veían un grupo de turistas ¡PUM! acorralaban para vender sus llaveritos del Subcomandante... llegó un momento en el que habían 40 niñas... a lo que una señora empezó a gritarles que la dejaran en paz, que si no tenían nada mejor que hacer, qué si su mamá no las cuidaba "pinches niñas mugrosas" ... Me siento furiosa. 

Creo que como estos... podría seguirme con muchos otros ejemplos de lo pendejo que puede ser el "Ser Humano"...  ¿crees que eres más que alguien? en verdad, ¿crees que tener más estudios, más dinero o más poder te hacen superior?  si es así... ¿bajo qué circunstancias? 

Desafortunadamente, el "Ser Humano" tiene sed de poder, en más de una ocasión ha habido gente brincando la autoridad de otro alguien porque conoce al dueño, porque tiene dinero porque puede. Cuando soy la del poder está chido, cuando no soy la del poder es injusto.

¿Qué pasa si en vez de vernos de arriba a abajo nos vemos a los ojos en un mismo nivel donde las miradas ven más allá de la persona en situación de calle, del alto ejecutivo, del mesero, de la mujer y hombre, del trans, del buga, del hetero, de la lesbiana, gay, licenciado, maestro, doctor, sordo, ciego, indígena, católico, budista, norteño, gringo, niño, adulto, inmaduro, enfermo, soltera, viuda, casado, divorciado, abuelito, migrante... ? 

¿Qué pasaría si en tu labor diaria pensaras en todos por igual? 

Los sentimientos que me provocan todas estas situaciones, también me generan muchas ganas de hacer más... de compartir más, una gran necesidad de aprender más para que la gente que tengo cerquita escuche más y mejores argumentos que hagan que al igual que yo, y muchos de mis amigos, estén promoviendo espacios donde la mirada sea mucho más importante que una condición física, psicológica, situacional... 

Sigo sintiéndome infinitamente agradecida por todo lo que soy y todo lo que tengo, eso no me hace más o menos que alguien ... al contrario... me hace mucho más responsable, me hace más consciente de todo lo que tengo por aprender, porque si bien, hay cosas en donde siento que soy capaz de compartir más que otros... también se que hay cosas donde siento que soy incapaz de compartir más que otros.  

¿Qué puedo yo explicarle a alguien que todos los días se levanta a luchar por tener que comer sobre resiliencia? ¿Qué puedo yo explicarle a alguien que escucha con la mirada y el corazón sobre empatía? ¿Qué puedo yo explicarle a alguien que despierta con un amanecer en la sierra sobre gratitud?  ... 





Comentarios

  1. N'ombre, me vinieron a la mente muchas más situaciones que he presenciado y tambbién algunitas que yo he protagonizado, nadie está "libre de pecado" yo creo. Como mucho, estamos llenos de ganas de mejorar (algunos no, verdá) y de eso se trata la vida. De mejorar y siempre que sea posible ayudar a otres.
    Te quiero mucho, espero verte pronto :D y echar chal con cafecito.

    ResponderEliminar
  2. Ayy me EN-CAN-TÓ! y me vino como anillo al dedo en un momento de la vida en el que a veces me siento inútil, a veces me siento "la loca", a veces me da vergüenza, muchas últimamente me da miedo... Ver de lo que somos capaces... Ayer por ejemplo, un señor mayor "consideró" que me le cerré... me miró con un odio.. taaaaan feo... y yo pensaba "de veras?... un cerrón (que no fue cerrón, pero bueno..) amerita que me lanzara esa cantidad de odio con la mirada?"... Yo no creo que a el le gustara que alguien lo mirara así ni por una pendejada ni por algo tan lelo como un cerrón... Le gustaría que miraran así a una de sus hijas? A un nieto?... Yo creo que ya no le medimos... Descargamos una cantidad de "fealdad" a lo güey...

    Porque sí creo que en muchos casos, es gente "normal", en general "tranquila" (como supongo tu amigo en el restaurante) a quien se le van las cabras... y creo que los medios de comunicación tienen mucho que ver... y lo que platicamos en la reunión... y en la comida familiar... y en la junta... porque de tanto escuchar cosas horribles... creo que nos sentimos menos "culpables"/"responsables" de hacer cosas feas... malas... horrorosas...

    Y entonces por eso creo que debemos de:
    1. No perder la fe.
    2. Seguir HACIENDO cosas porque nuestro planeta (ciudad, familia, colonia, microcosmos...) esté mejor. Aunque cueste, aunque nadie esté viendo, aunque todo el mundo vea.
    3. Hablar de las cosas lindas que hacemos, que alguien hizo para mi, de cómo me sonrió el jetón de la oficina, de cómo alguien a quien apenas conozco hizo algo lindo por mi, ...de cómo no me rendí.

    ... porque si creo que haciendo cosas juntos, logramos resultados increíbles!

    En fin... #yamedesahogué jajajaj... Te quiero. Me encantó tu artículo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares