Quiero vivir sin saber nada

Podría decirte que sé un chorro de cosas,  que sé y que vivo sabiendo... Quienes me conocen dicen "si eres bien necia" ... pero es un bonito hábito que estoy intentando cambiar. 

La realidad es que prefiero decirte que no se nada... que estoy aprendiendo a desaprender porque poco a poco he visto los beneficios que me trae no saber nada... además de ser una herramienta fabulosa de empatía, se ha vuelto "no saber" mi mejor manera de saber más. 

1. Sin saber, me doy la oportunidad de escuchar a otros y de entender su punto de vista y lo maravilloso del pensar ajeno. Con esto les das un valor enorme a otros... (su labor, reconoces su andar, y reconoces su pasión por las cosas). 

2. Sin saber, veo que hay mil y un formas de hacer las cosas que lo que la maneras de llegar al mismo sitio son infinitas. Salir de rutinas es mucho más sencillo si preguntas a otros cómo lo harían, y mientras mas lejanos estén a tu forma de hacer las cosas... más soluciones increíbles llegarán a ti. 


3. Sin saber, reconozco los estudios, los aprendizajes que otros han tenido. Es muy lindo reconocer la trayectoria de otros, y que aún sin estudios como los míos, le han echado un chorro de ganas para saber lo que saben. 

4. Sin saber, noto lo apasionadas que son otras personas. 

5. Sin saber, logro ser más empática ante lo que sienten y piensan las personas que me rodean... alcanzo a escuchar lo que los mueve, lo que los hiere, lo que los motiva y lo que los asusta. 

6. Sin saber, construyo sobre cero para generar ideas mágicas en equipo que no sólo me pongan feliz a mi... también a la gente con la que creo cosas nuevas. 

7. Sin saber, reconozco que ¡NO SE!, y que quiero seguir aprendiendo de la gente maravillosa que me rodea. 

8. Sin saber, puedo dar paso a ideas frescas, nuevas, innovadoras, mágicas que puede hacer que mi realidad y la realidad en la que vivo se transformen. 

9. Sin saber, me enamoro más de la gente, vivo, siento, confirmo lo maravillosos que son mis amigos, mi familia, mi novicito guapo, mis compañeros e incluso la gente que no conozco... reafirmo lo increíble que es la humanidad que me rodea y lo mucho que tiene que aportarme todos los días. 

10. Sin saber, pruebo que todos saben más que yo y engrandezco mi corazón por dejar entrar increíbles formas de pensar tal y como son. 

11. Sin saber, me enojo menos... por que como no sé ... y asumo que otros saben más que yo... hago menos corajes que cuando sé y quiero terquear con que sé... 




Quiero vivir sin saber nada para seguir aprendido de la gente de la que estoy enamorada, de la gente que estoy desencantada y aprender a ver con otros ojos las cosas que me encantan, pero también las cosas que me desencantan... 

Lo dije hace poco y lo repito... la diferencia entre Daniel San y yo ... es que Daniel San sólo tenía un maestro Miyagi... yo tengo muchos Miyagis. 

¡Gracias a todos por hacerme aprender! 

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares