El amor no es suficiente




Recientemente me he puesto a pensar mucho en la manera en la que amamos, y cómo amamos. A veces creo que tenemos formas increíbles de demostrar amor, pero muchas otras, tenemos unas maneras muy retorcidas de amar.

Por más que lo he pensando creo que la magia del asunto podría estar en la manera en la que establecemos límites con nuestros seres queridos. Hasta dónde pueden los demás interceder en mi vida, en mis decisiones. ¿Cuándo digo "hasta aquí"?, y en realidad, eso no tiene que ver con falta de amor, sino todo lo contrario... Te amo y quiero seguirte amando y hay cosas que no puedes sobrepasar para que yo pueda seguirte amando. 

Es como con la relación de un hijo o un niño pequeño... como adulto tienes la responsabilidad de marcar límites porque entiendes que si un niño te golpea y no lo pones, en el futuro socialmente no será un adulto funcional (aunque siquiera lo recuerde).  Y no te sientes mal de decirle a un niño "no digas groserías", "no golpees", "no te saques los mocos", "avisa si quieres ir al baño", etc, etc, etc. ¿porqué con un niño no te sientes culpable de establecer los límites de comportamiento que con otros adultos sí.

O al revés a un niño no le cuesta trabajo decirte cuando no quiere algo, y cuando si lo quiere. :D Quizá es por sentirnos groseros con alguien que quiere dar algo, o quizá simplemente es el miedo que nos puede dar perder a alguien, no crear un conflicto, pena a no tomar las sugerencias de los demás... a mi hay gente que me ha dicho "para qué me preguntas si acabarás haciendo lo que te de la gana?" y yo digo... pues... ¿qué no es la idea? tener la libertad cada quien de hacer lo que nos dé la gana? ¿porqué se ofenden si pregunto algo que me interesa saber? La realidad es que creo que poner límites tiene que ver con hasta dónde permites que entren en tu intimidad, privacidad.

No deberías ser el jefe, el padre, la madre para poner límites; creo que puedes ser cualquier persona y eso es lo que define el trato que quieres que las personas te den. O sea, los límites son lo que define el espacio que hay entre tú y la gente que no debería ser traspasado. (ni de ti, ni de la otra persona).  Y me parece que nunca es tarde para aprender cómo poner límites.

Para mi los límites físicos son mucho más claros y fáciles yo ya sé que si hay un "PROHIBIDO EL PASO" pues... hasta ahí llegué, pero los emocionales son los que no son tan evidentes y así como un "prohibido" deberíamos aprender cómo establecerlos para que queden claros con el mismo amor y aprecio con el que lo hacemos por un niño en proceso de su formación. 

Se supone que si los aprendemos a definir, facilitaran tus relaciones con las personas, te ayudarán a conocerte y te darán mucha autonomía (e incluso autoestima).  Todo esto puede ayudarte incluso en el respeto que te tienes a ti. (Si no te respetas tu, nadie lo hará, independientemente del tipo de relación: pareja, hermanos, familia, padres, chamba). 

Basicamente tienes dos sopas: Hacer lo que otras personas quieren que hagas y mentártela por que no tienen consideración, son egoístas; o bien, asumir tu responsabilidad y poner límites para así elegir lo que quieres y lo que no quieres, saber y tener claridad de lo que tolerarás y lo que no. 

Pareciera fácil, pero necesitas conocerte muy bien, donde si te sientes en comodidad, por ejemplo, qué te gusta, que no, cuales son tus valores, tus prioridades y sabiendo esto, será un poco más fácil lograrlo. 

Hubo un rato que me dió miedo quedarme sola por poner límites, o me daba pena con mis parejas decir hasta donde, o qué fueran a pensar en mi, incluso hubo quien me dijo "eres egoísta y crees que las cosas deben ser como tu dices", la realidad es que si, soy muy controladora, y si, me gusta hacer las cosas como sé hacerlas, me siento mucho más cómoda, pero también entendí que hay limites de respeto que no quiero transgredir solo porque otras personas no le den la misma importancia que yo. No es una lucha de poderes, es establecer estrategias de creatividad e inclusión donde no se traspasen los límites de nadie y todas las personas involucradas se sientan en plenitud y comodidad. No es un mundo de buenos vs malos, una pareja no hay más o menos jerarquía, una familia tampoco.  Y es deber de todos además del amor, establecer límites que nos hagan tener una sana convivencia.

- No temas decir que no 

Tuve alguna vez una pareja que tenia un grupo de amigos con actitudes, comportamientos machistas, misóginos, homofóbicos... la realidad es que no me sentía cómoda, y sus amistades solían hacer comentarios sexuales ¡Horribles!. Normalmente, en mis grupos de amigos yo soy de las que detiene esos comentarios, pero ... aquí, me dio mucha vergüenza hacerlo. Conforme pasó el tiempo, yo seguía viéndoles, pero en realidad ODIABA estar con ellos, cada vez que hacían esos comentarios, miraba mi celular, iba al baño, me hacia wey. Finalmente, un día mi entonces novio me dijo que sus amigos no me tragaban. (confieso que fue un alivio, porque vi una salida fácil para dejar de ir a sus reuniones que en verdad, yo la pasaba fatal, y optaba por acercarme más a con quien menos considero que hacía esos comentarios alejados de mis creencias) y me dijo que yo "les hacia getas"... analizando la situación, llegué a la conclusión de que no les hacia getas a ellos, si no a sus comentarios ofensivos y al incomodarme eso, se veía reflejado ... al no haber establecido un límite con ellos, se vio afectado en mi relación con esas personas, y con mi pareja. y todo fue por el miedo  a caerles mal, lo cual, de todas maneras acabó sucediendo.  Inlcuso, aquel novio alguna vez me advirtió que "ellos son así" sabiendo mis convicciones. Hoy, años después de te lo digo... yo fui quien no respetó sus convicciones para dejar que otras personas decidieran por mi. No fue nada agradable.

- Di no cuando no quieres

No sabes la cantidad de veces que dije si, cuando en realidad quería decir que no... y entonces, ahí está Raquel en una fiesta que no quería ir porque se sentía mal, Raquel haciendo favores que no quería hacer, Raquel desvelándose por algo que no tenía sentido para ella, Raquel tolerando el trato pasado de lanza... etc etc etc....

- ¡No le saques! Toma tus decisiones

Se vale pedir consejo, pero... que no te impongan lo que debes hacer, esta frase que te compartí de "acabarás haciendo lo que quieres" es muy común, es chantajista y poco empática... ¡SI WEY! VOY A HACER LO QUE YO QUIERA, ES MI VIDA :D ... jejeje no tienes la responsabilidad de llenarle la expectativa a nadie, cuida que todo lo que que haces sea porque es tu deseo hacerlo. No por que alguien más quiere que lo hagas.  Eres capaz de poner en una balanza los pros y contras y considero que eres lo suficientemente capaz de decidir por ti.

- ¡CHANTAJES EMOCIONALES! ADIOS!

Si pudieras ser capaz de cobrar por la cantidad de veces que te han chantajeado emocionalmente hoy en tu casa habría alberca mailob. Creemos que las consecuencias emocionales serán terribles. Solo ten en cuenta que cuando permites un chantaje emocional seguramente habrán varios más seguidos. Haz una pausa y decide si una cosa tiene que ver con otra.

A penas caí en cuenta que suelo decir "no pasa nada" cuando alguien se disculpa conmigo por algo que me hizo sentir mal. ¡Si pasa!  Te pasaste de la raya, traspasaste un límite, me sentí incomoda, molesta, enojada... pero yo misma minimizo esas sensaciones para que tú no sientas culpa... ¡CHALE! 

Me parece que es momento de empezar a recordarles a las personas que me rodean lo importantes que son para mi, y establecer límites no es nada más que eso... Te amo, te quiero, me importas, quiero que nuestra relación perdure en el tiempo, por lo tanto te pido que no me hables así, que no me violentes, que no hagas tal o cual que me afecta. 

Creo que una buena receta es: 

  • a) Lo mucho que me importas.
  • b) Lo que me molesta o no quisiera que hicieras (sin adjetivos a la persona, sin etiqueta) y en qué momento lo hiciste.
  • c) Cómo me haría sentir bien que lo hicieras.
Habrán personas que le entren, habrán personas que no... pero si no, creo que tú serás quién tiene que decidir hacer con esa relación. 

Creo que en medida que hagamos consciente que poner límites también es amar, es para ti y para tu bienestar, es para que te sientas en plenitud, para que las y los demás te traten como tu deseas que te traten entenderás que el amor está re chido, pero mucho más chido es estar en relaciones consensuadas no importa el tema, simplemente saber que el amor no es suficiente, también es necesario establecer reglas, acuerdos de conviviencia, tratos que no transgredan tus valores y convicciones, tu intimidad, tu privacidad. Establecer límites es amarte para que te amen. 

   


Quieres escuchar esto en Podcast? Entra aquí





Comentarios

  1. ¡Cómo siempre...me encantó! ¡Gracias por compartir, soy tu fan! un abrao norteño.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares