No eres mala/o, solo estás estresada/o


Las formas más comunes de estrés en el sistema digestivo son el síndrome de intestino irritable

¿Te has dado cuenta que el estrés es una parte importante de tu vida? No sé muy bien si en otros países viven igual de rápido que lo que se vive en México, pero si sé que hoy veo a mis amigos, a mi familia más estresados que nunca. Aún no logro detectar si es normal o no... sólo puedo decirte que es una constante en mi vida. 

Hay gente a la que le encanta su trabajo y aún así trae la peor gastritis de la existencia humana, la peor migraña y todo es por consecuencia de vivir horarios extremos, compañeros de trabajo con poca asertividad, fechas de entrega irreales, posibles despidos... Algo de estrés en algunas ocasiones, en lo personal, me resulta de cierta manera hasta motivador, un impulso en algunas ocasiones para conseguir cosas que a lo mejor no hubiera pensado de otra manera... pero ¿es real que debe ser una constante que afecte a mi aparato gástrico, a mi sistema nervioso, mi sistema óseo y muscular?

Esta semana anda de moda el tema de la Nom 035, no tienen idea de la cantidad de mensajes que he recibido los últimos meses diciéndome "¿Qué vamos a hacer?" por supuesto sabiendo que me dedico primordialmente a la capacitación basada en el juego, la alegría, el bienestar... y ¡claro que tengo dos millones de ideas! y también creo que es importante que hagamos todos una pausa para respirar y empezar a pensar ¿en qué momento adoptamos esta forma de vivir cero funcional para la vida del ser humano? 

Bueno, resulta que hoy en día tenemos cargas de trabajo de miedo; muchísimas horas, poco descanso, distancias largas y para colmo... falta de comunicación como para decir "no, no puedo con esto para el viernes, pero te propongo, si no te afecta, entregarlo el lunes" ... No sabemos decir eso, en vez de eso respondemos con un "¡Claro!" queriendo mostrar muchísima confianza, muchísimo enjundia, pero la realidad es que eso, solo va a ocasionar tener en ácido al otro, que lo hagamos al fregadazo y que además, no logremos lo que nos proponemos: Receta mágica para la frustración laboral. 

La Nom 035 no habla de que mi jefe es responsable de mi estrés, es responsable de ayudarme a PREVENIR riesgos psicosociales, pero en esa chamba yo creo que esta en cada uno de los trabajadores el 90% de la chamba fuerte que es precisamente atender a esas maneras de prevenirlo. ¡No puedes responsabilizar a otros de la manera en la que conduces tu vida! 

En chambas como la mía, a veces, la funciones no están tan claras ni definidas... resulta que al ser yo la Directora General a veces me toca ir a pagar, otras tantas ser el recordatorio de las personas, contestar el teléfono dar informes,  a veces mis funciones son muchas más que las que ha determinado mi puesto... a veces, tengo que responder a más personas y no tienes idea de lo mucho que me agobia porque como te lo he dicho en otras ocasiones, mi palabra vale... y vale muchísimo a eso hay que sumarle el gran sueño de ir cumpliendo con las expectativas de las personas que trabajan a mi lado, quienes veo como se deshacen las pestañas chambeando y querer ofrecerles mejores condiciones. 

Es todo un tema, por que además todo eso puede afectar a tu salud... y ¡vaya que lo sé! jejeje me ha pasado un poco de todo pero el más impactante fue que me salió un quiste en la cabeza que tuvieron que operarme, la verdad, nunca he llegado nuevamente a ese nivel de estrés, fue hace un par de años y no aprendí la lección, pero al menos me concentro un poco más en no agobiarme tanto como aquella vez. ¿qué puede pasar por estrés? ... hay empresas que me dicen "tenemos miedo de que nos de un infarto, porque el año pasado hubo 7 infartos en la empresa" WOW!!! problemas cardiacos, dolores de espalda (dicen quienes saben de somatizar problemas que suele doler a la altura de los hombros quienes queremos estar cargando responsabilidades de otros), depresión y agotamiento más todos los problemas interpersonales que puede provocarte en casa o en otras áreas de tu vida que además... empeoran la carga de estrés que ya tenías. 

¿Cómo puedes saber que tienes estrés? Dolores de cabeza, te pones mal de la panza, no puedes dormir, problemas con la gente que quieres, descontento en tu chamba, de repente... ¡PUM! Explotas! 

No puedes permitir que el estrés ten ponga en todita la maraca, y es todo un reto (te lo digo a ti por que me lo digo a mi todos los días): 

Descansa
Si te sientes enojado en el trabajo, descansa. Eso siempre hará que entre nuevo aire a tu mente, camina, come saludable, ¡respira profundo! 

Alinea lo que se espera de ti
Así evitarás malos entendidos, y frustraciones. Clarifica los mensajes que recibes, pregunta para cuando, qué, cómo necesitan las cosas los demás. 

Aprende a comunicarte
No aceptes cosas que no puedes hacer de manera razonable, establece expectativas realistas. No andes por la vida diciéndole a todos que si y que además lo entregarás al ratito. 

Apóyate en apps
Reminders, aplicaciones de administración de tareas. (Estoy probando ASANA nuevamente, es un administrador de proyectos, ya te contaré). Y así como te apoyarás de ellas, también deja la tecnología el rato que no las necesites.

Aprende a organizarte
Todos los días haz una lista de pendientes y califica de acuerdo a la importancia de las mismas; 

  • si no es urgente ni importante: no lo hagas o posponlo
  • si es urgente pero no importante: delega
  • si es importante pero no urgente: planifica
  • si es urgente e importante: hazlo ya


Haz muchas cosas que disfrutes
No te olvides de ti... de apartar espacio para hacer cosas que te gustan, hacer ejercicio, ir al cine, ver Netflix, ver a tus amigos, ir a un museo, haz cosas que enriquezcan a tu corazón y abran tu mente. 

Respira
Pon tu mano en el estómago en la otra en tu corazón, inhala, exhala lentamente y siente como se infla tu panza, aguanta la respiración un poco y exhala sintiendo tu panza desinflarse. 

Medita
Concéntrate solamente en tu respiración, como el aire entra a tus pulmones y como sale, date 20 minutos para solo pensar en tu respiración.

Aprende de ti
Aprende a reconocer cuándo es un buen momento y cuando no es un momento para establecer conversaciones importantes, cuando tienes que posponer algo, cuando tienes que hacerlo porque te da ansiedad. 

Hace poquito leí que has sobrevivido al 100% de tus malos días, jajaja y eso es real, ve con calma y poquito a poco que no todo tienes que resolverlo ahora mismo, que poco a poco es como vamos logrando cosas, hacer la diferencia e incluso hacer las cosas de una manera diferente. Tomarte una pausa para realinear tus prioridades no está mal, y vale muchísimo la pena. 





Comentarios

  1. Justo hoy en tuiter, tenía un diálogo con una chava (que no conozco, pero sé por su bio que es doctora). Ella contaba que tiene una paciente de 91 años que fuma diario 10 cigarros desde siempre, eso me recordó al abuelo Jesús en condiciones similares, total pues, me dijo que hoy día el estrés es más daniño que cosas como el tabaco y eso me dio mucho miedo pues yo siempre me regodeo de no fumar pero tómala vivo en constante estrés, a veces me duele mi pechito del lado izquierdo, ya fui a hacerme electros y todo bien con el corazón, solo debo "relajarme" uta doctor mejor deme chocho, le quise decir.

    En fin, gracias por escribir palabritas tan bonitas y tan útiles, te amo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares