¿Vives para trabajar o trabajas para vivir?

Últimamente he estado pensando mucho en todo el tiempo que le dedicamos al trabajo y pareciera que trabajar es lo más importante que hay por que le dedicamos más tiempo que a dormir, que a pasar tiempo con nuestros amigos, familia... aprendiendo cosas nuevas, viajar, leer, escuchar nuestra música favorita. Me preguntaron algo tan lindo hace poco: ¿Vives para trabajar o trabajas para vivir? 

Otro gran amigo hace un par de años dijo: "Es solo un trabajo" y mi pensamiento se fue a... pues si, es sólo un trabajo del cual sale la solvencia económica para pagar mi renta, el tiempo que paso con la gente que amo, lo que como, lo que decido viajar o lo que decido compartir. De un día para otro pueden despedirte, puedes renunciar... Es tan efímero que valdría la pena disfrutarlo más y padecer menos ¿no? 

Creo que el trabajo no tiene nada que ver con el sueldo y considero que tiene más que ver con la trascendencia que puede dar, creo que está conectado con una parte más espiritual del ser humano donde lo que motiva es el entendimiento que tenemos sobre lo que estamos haciendo y el impacto que puede lograr en otros (y no me refiero necesariamente a una causa social).  En este sentido hay tanta gente que difiere conmigo y en verdad no pretendo causar polémica y mucho menos un debate... mi intención sólo es aclarar que si bien trabajamos porque algo hay que comer... la importancia de la labor que desempeñas (en dónde sea) ¡puede hacer una gran diferencia! 

Hace unos días compartí: "Las organizaciones hoy deben ocuparse en que sus valores y su filosofía haga a los colaboradores SENTIR lo que quieren transmitir y transformarlo en una experiencia vivencial al trabajar". Y lo hice pensando en este sentido de trascendencia y de valorar al ser humano que tienes enfrente cuando trabajas. 

Existen distintas formas de trabajar para ganar los millones que esperas (hablando de líderes de organizaciones). Hoy quiero resaltar dos en particular que escuché alguna vez: 

1. Puedes ganar millones tratando a la gente mal, abusando de su necesidad de generar ingresos, hacerlos sentir miserables cuando no logren sus metas, demeritando su labor. Cuando no crees que la gente es buena y crees que no merece lo mejor puedes espiarlos, no confiar, controlar y diseñar una organización que esté pensando que te van a engañar, robar o defraudar. 

2. Puedes ganar millones tratando a la gente increible. Si quieres sacar lo mejor de las personas trátalos bien, dales información, libertad, déjalos tomar decisiones y confiando en que es gente buena, que va a hacer las cosas de la mejor manera para que crezcan juntos. Cuando crees que la gente es buena y merece lo mejor diseñas una organización de confianza, de liderazgo, de delegar y aceptar propuestas de personas que quieren lo mejor. 

El trabajo de un líder es conseguir que el trabajo sea lo más efectivo posible, sumar sin imponer ideas propias rompiendo las jerarquías tradicionales. En la actualidad la gente no gana lo suficiente para vivir, hay condiciones que no son las óptimas para un colaborador, entiendo que no todas las organizaciones tienen la fluidez económica para lograr muchas cosas como en las grandes empresas del mundo (en niveles de sueldo, prestaciones o gratificaciones). Pero lo que sí tienen, es la decisión de cómo tratan a la gente. 

Bastaría con leer algunas propuestas que podrían hacer la diferencia: 
  • Celebra cada logro (no tienes que celebrarlo en un restaurante pipiris nais, o refiriéndome a cosas que cuestan dinero) Puede ser con cosas pequeñas como aplausos, con decirlo, con utilizar toda esa tecnología que hoy tenemos, unos globitos, hacer sonar un Gong o ¡bailar una canción!. 
  • Incentiva a otros para ir a donde su corazón los lleva, a acercarse todos los días a algo que harían aunque no fueran remunerados por ello.  ¡Inspira! ¡Hazlos llegar a sus metas profesionales, personales y laborales! (a pesar de no ser contigo). 
  • Comparte la información importante. Por más "confidencial" que creas que las cosas son, compartir la crisis, los cambios, los retos y sentir la libertad de preguntar lo que sea para saber qué pasa, tomar decisiones juntos sin miedo, sin esconderse pueden hacer una gran diferencia. Si crees que la gente es buena ellos van a respetar la confidencialidad e incluso podrás sorprenderte de las muchas respuestas y soluciones que pueden dar. ¡Confía y trátalos así! 
  • Los seres humanos tienen emociones. No puedes pretender que no sienten, no puedes cancelar sin ofrecer una disculpa, no puedes pensar que algo que dijiste no movió el corazón del otro. Mucho menos creer que todas esas personas con las que trabajas no tienen una pareja, familia, actividades que les mueve de alegría, tristeza, enojo, miedos... ¡Esa es una de las grandes virtudes de los seres humanos! SENTIMOS, estamos vivos... ¡Dale importancia  y tiempo a esos corazones! 
  • Deja que te digan tus verdades... Crecer requiere de mucha humildad (reconocer lo que sabes y lo que no sabes). Involucrar a la gente en tu desempeño, en cosas críticas, permitir y ser abierto a la retroalimentación es algo que puede hacer maravillas (a nivel personal y a nivel organizacional). Si no estás dispuesto a escuchar lo que estás haciendo mal... es probable que sigas en errores por mucho tiempo más. ¡Aprende a reconocer lo que no sabes! 
  • Delega y confía hasta ponerte nervioso (Laszlo Bock - Work Rules) ¿Cómo crees que los demás van a aprender a hacer si no confías? Habemos gente aprensiva a más no poder... y sentir la adrenalina de que no sabes como va a salir... no sabes lo que va a pasar, no estás seguro de que suceda pero a la hora de la verdad todo es mejor de lo que esperabas se siente ¡DELICIOSO! ¡Aún estoy trabajando en ello, tengo que apretar tuerca en algunas cosas... pero quiero ir para allá! 
  • Cuida que la filosofía esté alineada al comportamiento de la gente, ¿qué dicen los valores de dónde trabajas? Los valores son una guía de comportamientos que esperas promover, ejercer y respetar... si hablas de honestidad: Se honesto, si hablas de empatía: Sé empático, si hablas de liderazgo: sé lider y permite que otros lo sean también. Eso hablará de la congruencia organizacional y evitará decepciones en el mediano y largo plazo... ¡No hay nada peor que el líder de una organización no se comporte de acuerdo a los valores que promueve! (y si crees que no están funcionando ¡Cámbialos en equipo! será más sencillo que la gente se apropie de ellos). 



¿Qué tan distinto sería el mundo si todos trabajamos pensando en que los logros que tenemos mes a mes no son solamente por la organización, sino también por nuestro propio bienestar?  ¡Conspiremos juntos para hacer un mundo mejor! 



















Comentarios

  1. Pensando en esto como filosofia (sin conocerla, al menos así) una amiga comenzó una iniciativa (pero sí conoces a mi amiga Gaby :D) enseñar lo que sabe a personas con menos experiencia laboral o más jóvenes, de tal forma que veas que NO todas las organizaciones trabajar como el primer bullet, que sepan que con cierto conocimientos en el área de sistemas (las dos somos de sitemas) y sobre todo, con mucha actitud, podrías cambiarte a una empresa como las del segundo bullet. Yo me uní el domingo con clases de inglés, también de manera gratuita. Estamos convencidas de que esto que propones es posible y efectivamente no se refiere solo al dinero. Te leo y siento re bonito que esto más y más se permeta en las personas, te quiero y admiro tanto :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está cañon cambiar la cultura de tantos años, sin embargo es momento de romper con esos paradigmas que solo llevan a la falta de consciencia!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares