¿Por qué respiras?

Josh Radnor on Twitter: "No idea. I found it on-line.… "
Llevo casi dos años desde que aprendí a meditar gracias a un hermoso ser de luz que me compartió cómo se hace. Es impresionante lo complicado que puede llegar a ser estar presente. Estar en el aquí y el ahora pareciera ser fácil, pero la realidad es que no. Es inevitable pensar en el futuro, es complicadisimo dejar de pensar en el pasado. 

Si tuve una discusión con alguien no puedo evitar pensar en qué pasará en las próximas semanas, como reaccionar cuando me llame (futuro)... pensar que ya habíamos discutido antes y lo mal que acabó esa plática (pasado). 

En estos días escuché un podcast donde explicaban que tenemos entre 60,000 y 100,000 pensamientos diarios y lo que más me impresionó no sólo fue que pensamos tanto, si no que de todo eso que pensamos solo el 2% son ideas, son nuevos pensamientos y todo lo demás son cosas que pensamos obsesivamente, o bien, son pensamientos dañinos que producen estrés. "¡Khéee! ¿tan sólo el 2%?"  no sé si tu que me lees me conoces, pero... haz de saber que soy una persona intensisima... no sólo pienso en el futuro y el pasado... ¡adoro encontrar las mil y un formas de hacer las cosas!, me encanta planear (planeo viajes, planeo chamba, planeo conversaciones, ¡planeo reuniones! ... me gusta encontrar las palabras adecuadas para utilizar cuando algo me molesta intentando no herir  a los demás con lo que digo, cuento anécdotas, las canciones me recuerdan cosas del pasado, ¿qué si tengo pensamientos obsesivos?... ¡CLARO! todo el tiempo . "¡Khéee! ¿2%?". 

Hoy llevo más de 60 días de cuarentena y de esos días he meditado todos y cada uno de ellos... (antes lo hacía solo en las mañanas y un día si 3 no)  unos días con más ganas que otros, y... tengo que decirte: qué difícil es sólo respirar, al principio, la sensación es de "¿Cómo, 20 minutos sin hacer nada?". ¡Qué equivocada estaba! 

Así como la meditación, he leído como nunca... en uno de esos libros que han pasado por mis manos un autor me hizo esta pregunta que me dejó en shock... ¿porqué respiras? ¿Respiras tan sólo por que tu tallo cerebral da la indicación de que lo hagas? o, ¿respiras porque así lo decides?.  Creo que si mi respiración dependiera al 100% de mi, ya se me hubiera olvidado en muchos momentos de mi vida. Si yo tuviera que ser la responsable de que mi corazón latiera... ya me hubiera dado flojera, ya se me hubiera atravesado una conversación sin sentido, o incluso hubiera tenido un whats más importante que enviar.

Estar presente (en mindfulness, conciencia plena, atención plena, en el aquí y el ahora... como quieras llamarle)  significa un inmenso acto de amor ... un acto de amor a la vida, a la realidad, a la imaginación, a la belleza... a ti. Y a veces, no estamos con tanta disposición a amarnos.  A veces, elegimos el camino fácil y frívolo de vivir en modo automático.  (Harvard dice que eso es aproximadamente el 47% de nuestro día a día... "¡Khéee! ¿47%?, no dejo de sorprenderme").

Para mi, pensar en lo que sueño no es difícil, ¿sabes?. Veo Instagram y me dan ganas de viajar a conocer el cherry blosom de Japón, ver una aurora boreal, muero por ver un atardecer en Santorini, "que lindo que es soñar, soñar no cuesta nada, soñar con los ojos abiertos y no te cuesta nada más que tiempo", estando en medio de una Pandemia global sueño con tantas cosas ...  Veo mis recuerdos en Timehope o Facebook y no puedo evitar compartirlos con la gente a la amo y decirles "que bonito recuerdo", "¿Te acuerdas cuando...?" ... pero cuando se trata de estar aquí... no siempre es tan sencillo como soñar o añorar. A veces incluso creo que me esfuerzo demasiado por estar presente, por eso ahora soy fan de bailar zumba, o leer como desesperada... (que te diré que algunas veces incluso me cacho con capítulos enteros leídos que no entendí por no estar poniendo atención y pensando en algo o alguien). 

Puedo compartirte algunas ideas, no siempre las logro pero trato de enfocarme y a veces me cuestan más de lo que deberían, pero han significado un buen andar para mi: 

1. Siente más piensa menos: tu comida, un atardecer, la música. No lo califiques, siente. 

2. Vuelve, cada que te caches en otra cosa... ¡regresa!

3. Planea, planea con tu corazón, disfruta del momento en que lo haces... pero recuerda las expectativas (futuro)  mantenerlas quietas. (Creo que es una de las razones por las que me caga la Navidad... es una fecha con expectativas tan altas, es planear "lo bien que la vamos a pasar"... jajaja, si, me caga la Navidad... ¡lo siento!). 

4. Conecta con tus emociones, la que sea... no las evites, no las niegues... cada emoción tiene su razón de ser; lo que sientes es la muestra clara de que eres un ser vivo. 

5. Busca momentos para "no hacer" ... sin juzgar

6. Si intentas reprimir lo que piensas, te da dolor de cabeza. (insomnio, cansancio, depresión). 

7. Practica meditar, son unos cuantos minutos para ti, a veces, el silencio trae buenos consejos y si tienes suerte puedes incluso sentir algunos mensajes de amor.

8. Que tu corazón lata y tu respiración funcione por que tu así lo decides, que sea porque tu quieres vivir tu vida y no por que la sabiduría de tu cuerpo hace que vivas. No des las cosas por sentado. 

¡Khéeee! ¿sólo 2%? entonces ve desechando ese 98% que te estorba, ve llevando esos pensamientos a donde les corresponde estar, ve llevando el miedo, el enojo, la tristeza, la preocupación, la ansiedad a un lugar donde no te hagan daño y que además dejen espacio para que quepan más pensamientos de los chidos, los alegres, los creativos, los de locura, los de bondad, esos pensamientos llenos de tus ideas descabelladas. 

Ayer en una meditación con Thom Knoles, maharishi de la Meditación Védica (profe de mi maestra de meditación Isabel Keoseyan) dijo algo esperanzador, las atrocidades del mundo no van a parar, lo que sí podemos hacer es compartir técnicas para liberar el estrés y poder pensar con más claridad. 

Mereces regalarte grandes momentos de serenidad, de ingenio y de paz. ¡Regálate momentos de amor! 

Respira.





Comentarios

  1. A mí también me caga la navidad y acabo de descubrir que es por la misma razón. Gracias por llevarme a meditar de nuevo, te amo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares